Rosario, Lunes 15 Octubre 2018
Lunes, 18 Febrero 2013

Pensando la agenda de marzo

Escrito por 

El gobierno de Antonio Bonfatti se enfocará en estos días a lograr los acuerdos necesarios para establecer el cronograma electoral del año en curso. Si bien la ronda de consultas con los partidos políticos con representación parlamentaria es amplia; el Ejecutivo ya avisó que su idea es unificar las elecciones provinciales con las nacionales bajo una premisa de hierro: Respetar a rajatabla la Boleta Unica para el caso de los comicios que elegirán concejales y presidentes comunales en distintas localidades santafesinas.

Este plan presenta más de una dificultad. Cada elección deberá celebrarse de manera simultánea pero con dos sistemas distintos y en un solo cuarto oscuro. De las autoridades de mesa los electores recibirán un sobre para poner dentro una boleta con candidatos a diputados nacionales; y además recibirán una papeleta donde deberán marcar con una cruz los postulantes para los cargos provinciales. Luego, depositar ambas selecciones en distintas urnas.

Si bien en Santa Fe los ciudadanos han dado sobradas muestras de su capacidad de asimilar en poco tiempo distintos sistemas electorales; aun subiste un incoveniente: Los padrones deberán ser diferentes porque a los nacionales se incorporan los menores de 16 años que quieran votar, mientras que esos mismos jóvenes no podrán hacerlo a nivel provincial.

Como siempre, la resolución del conflicto no es jurídica sino política. En ese entendimiento las autoridades santafesinas ya comisionaron en los primeros días del año a un grupo de especialistas que sondearon a las autoridades electorales nacionales en Buenos Aires. Por lo que trajeron como respuesta, el mecanismo podría implementarse. Queda sujeto, lógico a algún tipo de presentación ante tribunales que sí pueda efectuar un particular interesado.

Si bien la noticia ya trascendió, no se ha conocido reacción pública de los partidos de la oposición. El Frente para la Victoria sabe de sobra cuál es el interés del socialismo en la unificación de los comicios: Poner a los postulantes locales del FAP al lado de Hermes Binner en la campaña que en poco tiempo más ya comenzará. Pero no se los ha visto dispuestos a expresar una gran resistencia a la medida, aunque en cualquier momento pueden alzarse las voces críticas. No hay que olvidar que aún subsiste otro problema para que los comicios puedan hacerse juntos en la misma fecha. Todavía no ha sido concluido el trámite del veto propositivo que Bonfatti hizo a la ley que salió de la Legislatura en la que lo obligaban a una convocatoria electoral desdoblada y respetando la Boleta Unica.

Tampoco es un dato menor el reciente clima de beligerancia política que se ha observado en la provincia entre socialistas y kirchneristas en torno a la inseguridad y, principalmente, el flagelo del narcotráfico en Rosario. Quedan muchas heridas por restañar y un largo camino hacia el consenso. De todas maneras, Bonfatti y su gabinete saben que la Constitución los asiste respecto a los marcos en los que se debe realizar la convocatoria a los comicios. Aunque son límites amplios, la potestad no tiene discusión.

Aprovechando el verano.

En el entorno de la intendenta Mónica Fein están convencidos de que tras los hechos que sacudieron a la ciudad y a la gestión; el verano les ofreció revancha para revertir en parte las postales negativas que quedaron de diciembre de 2012 y todo el mes de enero.

El año pasado terminó con el temporal que dejó a Fisherton bajo un metro de agua después de muchos años de no sufrir inundaciones. Los primeros días de 2013 fue contar las muertes violentas cotidianas producto de los enfrentamientos por narcotráfico y el frustrado clásico "amistoso" entre Ñuls y Central. Y, sobre todo, ver a la ciudad en los titulares nacionales como centro del descontrol de la criminalidad.

Si bien ese escenario aún no se disipó, en la administración que encabeza Fein creen que la intendenta logró ponerse al frente de estos problemas convocando a esta mesa ampliada con concejales de la oposición y logrando algo que no ha sucedido mucho en todos estos años de democracia: Alcanzar una instancia de trabajo junto al gobernador que incluya a los ediles opositores y sus propuestas. Se sabe, las convocatorias e invitaciones a debatir en ámbitos superiores pueden hasta con el más opositor de los opositores.

En este sentido hay dos aspectos clave que escapan a la agenda de la inseguridad que incluyó rondas con miembros de la Justicia Federal y la Corte Suprema provincial. Estos ítems tienen que ver con fondos de la provincia para ampliar la financiación de los servicios de salud pública de mediana y alta complejidad; y sobre todo incorporar a los municipios de Rosario y Santa Fe al reparto del Fondo para Obras Menores. Las dos ciudades más importantes de la provincia están afuera de estos beneficios porque reciben desde hace años los Fondos del Conurbano. Pero mientras que este dinero se ha estancado en su crecimiento, el Fondo para obras menores ya tiene una significación que obliga al gobierno provincial a rediscutir la participación de los grandes conglomerados urbanos que se ven superados en cuando a la financiación de obras propias.

Pero la "revancha del verano" como la llaman los funcionarios municipales, pasó principalmente por la acogida de la gente a las propuestas oficiales vinculadas a los carnavales y los espectáculos al aire libre en el anfiteatro Humberto de Nito, y en las escalinatas del Museo Castagnino. Todos coinciden en que este año más rosarinos se quedaron más tiempo en la ciudad, sobre todo en el marco de esta nueva modalidad de tomar vacaciones más cortas durante todo el año. Eso hizo que una mayor porción de la sociedad rosarina accediera a las ofertas culturales que tantos buenos resultados políticos le han dado al socialismo primero en Rosario y luego en la provincia toda. Esto no implica que los problemas desaparecen, pero sí le otorgan una visibilidad a la gestión que a lo mejor otras acciones no logran. Y todos estos eventos -en los carnavales solamente pasaron 80 mil personas- "no sumaron un solo incidente. Lo que demuestra que no es verdad que el tema de la violencia del fútbol se extienda a todas las actividades en Rosario. Lo mismo que con el narcotráfico son problemas circunscriptos y encapsulados que nos dan la sensación de que estamos a tiempo de enfrentarlos. Pero tenemos que hacerlo juntos, todos. Esa es la clave". Palabras textuales a este cronista de un funcionario de la primera línea de Mónica Fein.

Por supuesto suman a estas acciones el ambicioso plan de obras públicas en todos los distritos que ya anunció la intendenta Fein. Como siempre pasa en los años electorales, el gasto se amplía después de un año de contracción -casi de "sequía"- como lo fue el 2012 donde el balance de obras iniciadas en la ciudad quedó sumamente raquítico. ¿Podrán restituir el slogan Buenos Tiempos o el espacio que queda para eso es sumamente reducido? En política, se ha visto, hasta los imposibles a veces suceden. De muchas cosas depende.

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Leo Ricciardino

Periodista en LT8 y Canal 5. Columnista del diario Rosario/12.

Noticias de Encuentro Argentino de Transporte Fluvial
Noticias de Infrapublica.com

Cotizaciones

Dolar ${dolar_c} / ${dolar_v}
Euro ${euro_c} / ${euro_v}
Real ${real_c} / ${real_v}