Rosario, Miércoles 28 Junio 2017
Lunes, 06 Marzo 2017

La educación no le importa a nadie

Escrito por 

Pésima señal. Es un estrepitoso fracaso de la política que mañana no se inicie el ciclo lectivo. Un debate atravesado por los magros sueldos de los docentes, la falta de respuestas del gobierno y las especulaciones electorales

El no comienzo de clases en todo el país que se registrará mañana es la muestra del más estrepitoso fracaso de la política en estos casi 35 años de democracia argentina. No se trata de una huelga más, ni de un reclamo salarial justificado ni de un modo de encarar el sistema de enseñanza. Es corroborar, una vez más, que la política nacional no tiene empacho en usar la educación como herramienta electoral o de "chiquitaje" partidario.

Un maestro gana en Argentina, en promedio, 65 pesos la hora. Si se excluyen los extremos de sueldos altos de la Patagonia, ésa es la cifra. Inmediatamente se cuestionará el dato de un lado y del otro: los paleozoicos que dirán que un maestro trabaja 4 horas por días y tiene tres meses de vacaciones (si hasta da vergüenza escribirlo) y los dogmáticos que no quieren soportar una autocrítica y una revisión de la tarea docente que verán demasiado abultada esta cifra. Cerremos este debate diciendo que en la provincia más rica de nuestro país, Buenos Aires, un maestro gana 9.000 pesos de salario inicial. Las divisiones por horas no se discuten desde Pitágoras.

¿Con qué cara pueden hoy los políticos que han ocupado cargos de decisión en todos estos años decir que les importa la educación pagando a alguien que se inicia en la enseñanza 9.000 pesos por mes? A los que digan que eso representa sólo un siete por ciento de los maestros se les podría responder arguyendo que la injusticia no se constituye con un número (un solo caso injusto tipifica lo que no está bien) o, mucho mejor, invitándolos un par de semanas a dar clases frente a un curso enseñando a escribir, colaborando para que los alumnos coman, asumiendo la responsabilidad de conocerlos familiarmente y saber si no van a la escuela porque sus padres se separaron o qué.

Enseñar es una tarea de las tareas más nobles que existe. Quien puede propiciar el milagro de aprender a leer, a escribir el nombre (¿tiene memoria el lector la emoción del día que pudo poner sobre el cuaderno su nombre propio?), a desentrañar el sentido de una idea se convierte en un ser de una solidaridad peculiar: comparte el don de conocer. Invita a la experiencia de pensar. Tanto camino de utopías se da de patadas en nuestro país con la bajeza de un año electoral.

El jefe del gremio de los docentes bonaerenses adscribe al kirchnerismo. Hasta allí, nada nuevo ni reprochable. Sin embargo, que sea perfectamente verosímil que uno de los diputados provinciales haya mediado de nexo entre la ex presidente y Roberto Baradel para incentivar la medida de fuerza en el distrito que gobierna María Eugenia Vidal es, cuanto menos, ramplón.

El día de apertura de las sesiones ordinarias en el Congreso de La Plata este personaje devenido legislador fanfarroneaba con haber sido el correo eficiente entre Santa Cruz y Suteba refiriendo experiencias que reputaba con pintorescas. "Le vamos a minar la cancha a Heidi", decía sin importarle que cerca de él estuvieran los periodistas acreditados en el cuerpo. Traducido para el que no conoce (y lo bien que hace) el lenguaje de estos mentideros políticos la frase apunta a complicarle, a como dé lugar, la gestión a Vidal, a la que apodan como Heidi.

Este hombre se atribuye ser portavoz de la doctora Kirchner. Cuesta creer que la dos veces presidente de la Nación acepte semejante estrategia (y semejantes intermediarios) que podrá rendir algún fruto electoral pero que sin dudas desmorona el futuro de miles de estudiantes. Si hay que basarse en la experiencia, habrá que recordar que estos mismos gremios fueron los que pararon durante la gestión de Daniel Scioli cuando el entonces gobernador desafió la candidatura de Cristina para presidente de la Nación. Coincidencias empíricas en una medida lanzada 10 días antes de empezar las negociaciones. ¿Maneja el gremio la hipótesis de otra herramienta que no sea el paro? ¿Percibe qué empatía tendría la sociedad con un defensor de los derechos del maestro que lucha con los chicos en las aulas?

Desde el oficialismo, tampoco se ha demostrado mucha cintura para afrontar el tema. La decisión de no convocar a una reunión de gremios a nivel nacional para discutir una paritaria en todo el país fue extraña. Es cierto que los servicios de educación son responsabilidad de las provincias como estado federal en el que vivimos. No habría porqué imponerles a los gobernadores cláusulas que ellos no pueden cumplir con recursos que la nación detrae en su perjuicio.

Sin embargo, la decisión de no llamar a paritaria nacional parece más vinculada con especular en un enfrentamiento directo entre los gremios bonaerenses y la gobernadora. Algunos refieren que el ministro Esteban Bullrich, un hombre que trabaja mucho, escucha, dialoga y pretende un cambio de fondo, fue ajeno a todo esto. El cálculo que se hizo en otro despacho del palacio del Poder Ejecutivo fue pensar en que si había conflicto se impondría a la ciudadanía a optar entre Baradel y Vidal, sabiendo de antemano la ascendencia que tiene la mujer en las encuestas. Otra vez las encuestas y los comentarios de los especialistas en imagen: "Probá pensar a quién va a apoyar la gente entre el gordo Baradel y ella", le dijo a este cronista un asesor de Cambiemos.

Otra jugarreta política con la educación sin contar la cuestión de base: los sueldos y las condiciones impropias en las que trabajan los maestros. El año que transitamos estará plagado de estas cuestiones. Sin embargo, es llamativo que no haya límites en cuanto a las especulaciones de este tipo.

La posición de Carrió

Elisa Carrió no está dispuesta a romper con Cambiemos. Pero sí está decidida a exigir hechos concretos relacionados con algunos temas que ella considera centrales. Uno, sin dudas, es la Corte Suprema de Justicia y la presidencia de Ricardo Lorenzetti. Aseguran que el cruce de los dos en el Congreso fue mucho más desagradable que lo que se contó. Hasta ahora, Mauricio Macri viene piloteando el pedido de juicio político que pretende la chaqueña al que balancea con una razonable relación con el supremo. El presidente cree, como muchos, que la tirria es más personal que de razones de corrupción. Se asegura que antes de abril, Carrió piensa avanzar contra el ministro de la Corte recurriendo a sus conocidas denuncias estruendosas.

En la Corte, el clima es muy tenso. Se sabe que los recientes ingresados al cuerpo no son de la cercanía de Lorenzetti y, avanzando más, ya se habla de la sucesión en la presidencia de Horacio Rosatti. El miembro, justamente, propuesto por Lilita.

Luis Novaresio

Periodista en C5N, Radio 10 y Radio Dos. Columnista del diario El Ciudadano de Rosario.

Noticias de Encuentro Argentino de Transporte Fluvial
Noticias de Infrapublica.com

Cotizaciones

Dolar ${dolar_c} / ${dolar_v}
Euro ${euro_c} / ${euro_v}
Real ${real_c} / ${real_v}