Rosario, Sábado 25 Noviembre 2017
Domingo, 05 Agosto 2012

Escenarios políticos rosarinos

Escrito por 

La reforma tributaria que tiene media sanción del Senado santafesino permanecerá todo el mes de agosto en la sala de autopsias en la que se convertirá la Cámara de Diputados en las próximas horas hasta que, durante la primera semana de septiembre, sea tratada en el recinto.

La iniciativa tendrá en a Cámara baja modificaciones importantes que, según se dice, tocará el revalúo de los inmuebles rurales, gravará con ingresos brutos a grandes industrias y agroexportadoras y hará poco visible los incrementos en el inmobiliario urbano de clase media. Pero cualquier intención apriorística de algún sector deberá ser evaluada en un contexto macro que trae dolores de cabeza al imaginarlo.

La parcelación que tiene el peronismo en la Cámara, con 9 sub-bloques, dificultará la idea global de acordar un proyecto único, aunque por estas horas nada está descartado. En septiembre podrá votarse, con lo que la iniciativa volverá al Senado. El Ejecutivo recién podría recibir los beneficios de la nueva norma en el último tramo de 2012, algo que no estaba en los planes originales de la Casa Gris.

Primavera política. Una vez que la reforma tributaria se aleje de la Legislatura comenzará a impactar de lleno la cercanía del 2013, año en que la política electoral volverá a dar el presente. Mientras se despereza, la tónica actual en los partidos y en la dirigencia es que todos empiezan a hablar con todos bosquejando escenarios, potenciales alianzas y estrategias.

En el Frente Progresista la semana amaneció con el sacudón generado por las revelaciones del concejal Jorge Boasso, quien anunció en LaCapital su deseo de competir directamente con Hermes Binner en una interna abierta, obligatoria y simultánea. Los dichos de Boasso fueron bien recibidos en la base de la UCR, pero un curioso silencio de radio se apoderó de los dirigentes de boina blanca.

Muchos dirigentes socialistas y radicales dicen por lo bajo que el polémico edil sólo buscó potenciar su figura y que, al final del recorrido, decidirá ir por otro mandato como concejal en lugar de encabezar la patriada de competir mano a mano con Binner. Sin embargo, el anuncio metió mucho ruido en las negociaciones secretas que estaban a punto de iniciarse entre ucerreístas y dirigentes del PS para sacarle punta a una nómina consensuada. Un duelo provincial entre Binner y Boasso convertiría a la interna del Frente Progresista en el imán para que participen de ella sectores independiente e incluso electores que abonan a otros partidos, y que no tendrían competencia electoral en sus filas. El tiempo irá decantando las verdaderas intenciones.

Radical por radical. En paralelo con ese microclima, se confirmó lo que en esta columna se escribió respecto a una decisión de Mónica Fein para buscar acuerdos con sectores del radicalismo no anclados en Boasso ni en otros dirigentes que acompañaron y acicatearon la decisión de Sebastián Chale de retirarse del Ejecutivo. Martín Rosúa (un radical con apellido peronista) fue designado al frente de la Subsecretaría de la Producción y no sería el único dirigente de esa extracción que llegaría al Palacio de los Leones. Para tal fin, reapareció en las últimas horas Miguel Lifschitz, muy cerca de Fein, con el objetivo de "darle garantía" a los acuerdos.

La caída en picada de las cuentas públicas no es una excepción en Rosario, como no lo es en ninguna administración provincial y nacional. Ante una realidad de demandas múltiples y recursos escasos, Fein quiere asegurar gobernabilidad y buena relación con el Concejo Municipal, donde los ediles socialistas son pocos (apenas cuatro) y dependen de los acuerdos con fuerzas aliadas. Observan que a medida que se acerque el calendario electoral ya no habrá fuego amigo desde Boasso o María Eugenia Schmuck. Quiere asegurarse la intendenta que el clima poco amistoso no se traslade a otras referencias.

Sin candidato. Las relaciones municipales de buena vecindad con el PRO rosarino se cortarán en cualquier momento atento, precisamente, a las necesidades electorales y, por ende, Fein no querrá sufrir nuevos sobresaltos. No es un dato menor a esta altura del análisis caer en la cuenta de que el oficialismo no tiene por ahora candidato a concejal. La posibilidad de que el eficiente secretario de gobierno, Fernando Asegurado, encabece la nómina para concejal no pasa todavía de ser una versión de radio pasillo. Es Asegurado el funcionario clave de la administración y muchos entienden que debería permanecer en funciones.

Rosario es para los rosarinos como un gran consorcio. Y no le entrega la llave de ingreso principal (léase la Intendencia) a quién no conoce lo suficiente. Cada cuatro años, a la hora de elegir al administrador, los ciudadanos locales revisan currículas y, hasta ahora, han reiterado sus votos de fidelidad al socialismo. Pero, las elecciones de medio tiempo se convierten en otra cosa. Allí se perfilan identidades, se votan otras cuestiones.

Casting. El Concejo municipal operó muchas veces como escenario de casting para futuros gobernantes: así fue con Horacio Usandizaga, Héctor Cavallero y Hermes Binner. En otras ocasiones (con Binner y con Lifschitz) funcionó más la lógica del "gran elector", con el intendente señalando y marcando los pasos del sucesor. ¿Cuál de los dos antecedentes operará cerca de Fein? Aunque parezca que esa instancia queda lejos, en política nada se parece a una eternidad.

Hasta el momento el único candidato a concejal ya lanzado es Fernando Rosúa, aupado por el Movimiento Evita. Pese a que Héctor Cavallero y Norma López terminan sus mandatos y deberían renovar, el kirchnerismo rosarino no tiene hasta el momento una nómina común.

Dos caminos. El PRO tampoco tiene postulante a concejal. El partido de Mauricio Macri se debate en Rosario entre dos opciones: reiterar el eficaz camino iniciado con Roy López Molina, buscando alguna cara nueva, o profundizar algún acuerdo con el peronista Diego Giuliano, quien también termina sus funciones en 2013. Giuliano, sin embargo, actúa en Encuentro por Rosario, espacio en el que se referencia María Eugenia Bielsa, quien no tiene nada en común con la centroderecha macrista.

El Palacio Vasallo es por ahora un laboratorio de pruebas. Mañana será el reservorio de las nuevas candidaturas rosarinas.

Mauricio Maronna

Jefe de la seccion Política del diario La Capital

Noticias de Encuentro Argentino de Transporte Fluvial
  • Presentación Anuario Hidrovías del Mercosur

    Presentación Anuario Hidrovías del Mercosur En el Marco del XXVII Seminario Internacional de Puertos, Vías Navegables, Transporte Multimodal y Comercio Exterior, el martes 28 de noviembre a las 17.30 hs se presentará el Anuario "Hidrovias del Mercosur". Iniciativa del Instituto de Desarrollo Regional de Rosario[…]

    Leer más...
Noticias de Infrapublica.com

Cotizaciones

Dolar ${dolar_c} / ${dolar_v}
Euro ${euro_c} / ${euro_v}
Real ${real_c} / ${real_v}